Por: Ricardo Pinto G., 13 Mayo de 2017

El líder debe considerar todas aquellas formulas originadas en el equipo de trabajo de la organización, "por algo el individuo está en el equipo", eso nunca lo debe olvidar el líder.

La filosofía de liderazgo según Gene Roddenberry se desarrolla a lo largo de toda su creación, la saga Star Trek e indica que un líder “es completamente capaz de decidir el destino” de sí mismo y de la organización; lo único que enfrenta y lo cita en el parlamento de uno de sus personajes es: ¿qué camino elegirá?

Decisiones:

El camino a seguir es una decisión exclusiva del líder; Lewis Carroll en su libro “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas lo explica en una de las situaciones de Alicia; cuando llega a un cruce con dos caminos ante ella; cada uno sigue hacia adelante pero van en direcciones opuestas. Al considerar qué camino tomar, la confronta el gato de Cheshire, a quien Alicia pregunta: “¿Qué camino debo seguir?”. El gato contesta: “Eso depende de dónde quieres ir. Si no sabes a dónde quieres ir, entonces tampoco importa mucho el camino que tomes” [Adaptado de Alice’s Adventures in Wonderland, de Lewis Carroll, 1898, pág. 89.]

El líder es quien tiene el poder de la elección en la organización; una elección tomada por el líder le significa una gran responsabilidad, pues, es él quien debe el tomar las buenas decisiones y dirigir correctamente las actividades de la organización.

La responsabilidad se explica claramente en una de las escenas de la película “Bichos” de Pixar la cual se desarrolla de la siguiente forma:

El insecto saltamontes Hopper confronta a la princesa Atta quien se estaba entrenando para ser la nueva reina; Atta responsabiliza al Flik una pequeña hormiga innovadora, quien pierde la ofrenda de alimentos depositada en el altar para los saltamontes debido a un accidente con uno de sus inventos.

Hopper después de descubrir que la ofrenda no se encuentra en el lugar de costumbre, pide furioso explicaciones a la reina, inmediatamente confronta a la princesa cuando esta futura reina culpa a Flik del hecho, Hopper levantando su “índice” y dándole una mirada sarcástica le dice: “Ha Ha Ha, aprende la primera regla de un líder: todo error es tu error” [Bichos, Una Aventura en Miniatura 1998 - Pixar Animation Studios]

Entonces ¿cómo saber si tomo buenas decisiones? La capacidad de tomar buenas decisiones radica básicamente en la información con la que cuenta el líder, difícilmente el líder podrá llegar a buen puerto si no sabe dónde ir, o, en otras palabras con que variables cuenta para desarrollar la fórmula que solucione las situaciones planteadas. Si no cuenta con variables, al avanzar en el desarrollo de las actividades irremediablemente todos perderán el rumbo, dando como resultado algo totalmente incierto; por no decir erróneo.

La regla para tomar decisiones es:


Considera todas las variables crea la formula y resuelve qué rumbo tomar basado en los objetivos, políticas y cánones establecidos por la organización.

Bien digo:

Lo que empieza bien, termina bien; lo que empieza mal, termina mal.

Por lo anterior, la calidad de los datos se vuelve crítico, cuando se ha resuelto la formula; los datos alimentan las variables, las variables conforman fórmulas para lograr una respuesta correcta a un problema planteado. Si los datos son erróneos, el resultado para la mayoría de los que aplican la fórmula será erróneo... eso es una ley.

El líder es quien hace la diferencia, es el líder quien debe tener la capacidad de determinar la calidad de los datos, el líder es quien los evalúa antes de procesarlos, haciendo las correcciones necesarias para obtener el resultado esperado. El tener la capacidad o el instinto de tomar datos erróneos y convertirlos en datos de calidad, caracteriza una de las máximas de un líder, o dicho de otra forma a un líder de excelencia.

Así también será solo cuestión de tiempo el descubrir la calidad de un líder, si aun cuando, entregándole datos correctos los resultados obtenidos son basura, pues se verificará que el problema planteado aun continua.

Las fórmulas

Las fórmulas resuelven problemas, como vimos anteriormente. Las formulas no salen de cualquier parte, las formulas son meditadas, entendidas y desarrolladas. Se obtienen sobre la base del conocimiento y entendimiento del entorno en el cual nos desenvolvemos. Una vez planteada la formula debe ser validada por un par con el mismo o mayor conocimiento del entorno, o como lo plantea Gene Roddenberry determinar si “su lógica en el planteamiento, no tiene error”.

La fórmula que resuelve problemas incluyen todas las variables que afecten el resultado, generalmente la fórmula es generada por "autoridades" o "especialistas"; no necesariamente el líder; sin embargo, no por ello deben despreciarse o desecharse fórmulas de aquellos que pertenecen al equipo y debido a su nula o mínima experiencia en los temas a resolver se crea que el aporte no es viable; eso es una predisposición a que el planteamiento del o los miembros del equipo sean cuestionables o incluso desechables por asunto discriminatorio; perdiendo así futuros valiosos aportes.

El líder debe considerar todas aquellas formulas originadas en el equipo de trabajo de la organización, "por algo el individuo está en el equipo", eso nunca lo debe olvidar el líder. Gene Roddenberry lo expresa de la siguiente forma:

El líder no engaña una situación crítica, acepta el miedo, mantiene el control y el control de su equipo.

Si la fórmula ofrece Amenazas

Si hay situaciones de amenaza y se observa una desventaja clara y de perdida, la opción normal de todo líder es retirarse y revaluar (es lo lógico, diría el Sr. Spock), o equiparar fuerzas para afrontar la amenaza. Gene Roddenberry apuesta a enfrentarlas directamente como parte de su filosofía; eso es una locura en el mundo real... no en el mundo de Roddenberry pues las amenazas las trata como un apartida de póker, apostando a blofear; en definitiva para ver la posibilidad de intimidar la amenaza y afrontarla la situación con lo que se tiene.

Según Gene Roddenberry el “instinto de saltar sin mirar es típico de los líderes” y ante las amenazas si el costo de desviar tu camino o retroceder es menor, entonces se debes avanzar. En definitiva Gene lo expresa así:

No cree que:
haya situaciones
sin salida

Personalmente, lo creo, así son los innovadores, así son los emprendedores.

Las amenazas enfrentadas crean nuevas posibilidades o aprendizajes, los que pueden ser beneficiosas o no; eso es algo incierto; lo que hay que entender que si no se enfrenta la amenaza, la misma siempre estará ahí y llegará el momento en que debes regresar o enfrentarte a amenazas similares.

Creo y lo aplico, que es mejor asumir una amenaza en el instante y crear nuevas posibilidades, que llevar un sentimiento de inseguridad a futuro por no haber librado el desafío que se presenta en el momento.

Entre más tarde lo enfrente el líder, más débil te vera el equipo, la moral bajara y como líder perderá el poder de guía en la organización. Aunque no te lo digan, lo pensaran eso es un hecho.

Situaciones Críticas

Mantener el control, bajo situaciones estresantes es prioritario para el líder; las emociones deben suprimirse, por lo tanto el estado mental de control se debe entrenar y poner a prueba.

La razón (la lógica) por sobre los sentimientos debe prevalecer; a fin de salvar el máximo de recursos de personal, físicos e intelectuales; no por un sentimiento sino por sobre vivencia del negocio o la organización. A pesar de un evidente desastre personal o de la organización, un líder no puede (como expresé) darse el lujo de “creer que no haya situaciones sin salida”.

La reglas

La ley, normas, estándares, el ser íntegros en el manejo del negocio u organización y las relaciones interpersonales es parte de la filosofía en el mundo de Gene Roddenberry, sin estos cánones reina la anarquía. Roddenberry reconoce los cánones, lo personajes están plasmados de respeto en su serie. Son aquellos reglamentos lo que llevan al personaje principal a ser el mejor en su categoría; los cánones establecido son el centro de cada una de las operaciones de liderazgo en una organización, nunca se debe olvidar, nunca se deben dejar de aplicar.

Romper reglas:

Aun así, teniendo el máximo respeto por las reglas, Gene Roddenberry reconoce que la supervivencia es primordial y desafía su propia filosofía al violar dichos cánones; cuestionando el actuar del personaje principal James Tiberius Kirk, dando a entender que el criterio moral del líder (lo humano) está por sobre las reglas establecidas; dando de manifiesto la siguiente cuestión:

¿el pintar dentro de la línea
es más importante que
salvar una vida?

O en otras palabras, ¿respetar las reglas es mas importante que lo humano? Un líder no puedes liberarse de la responsabilidad de respetar los cánones establecidos, es parte del juego, así tampoco, el no respetar los cánones, no implica que no habrá sanciones por la transgresión, por ello el líder debe asumir el riesgo y pagar el precio cuando es necesario, aún perdiendo su estatus de líder.

Tan solo eso, el asumir el riesgo y precio del mismo, dará al líder el prestigio para guiar a su equipo u organización al triunfo o al fracaso.

Intereses

El bienestar de la mayoría está por sobre el de la minoría o incluso por sobre uno.

Es la primera regla del líder, es una regla inherente del pasado, presente y futuro. El líder vive esa regla de muchas formas, sobre todo negándose a sí mismo y a su entorno cercano, generalmente a su familia, con su propio tiempo, intereses y hasta recursos.

Si no hay disposición y convencimiento de ello, entonces no vale el esfuerzo el aceptar el liderazgo.

Límites del Liderazgo

Cuando hablamos de Límite hablamos de la noción intuitiva de aproximación hacia un punto concreto, un objetivo, un final, un ¡hasta aquí llegamos! Gene Roddenberry dirige su saga Star Trek con la siguiente expresión:

El espacio: la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar «Enterprise», en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.

Cuando se dice: “el espacio: la última frontera” lleva a interrogarnos ¿Qué limites podría tener el espacio? Ninguno, para cualquier persona o empresa: La investigación, exploración, descubrimientos de nuevas técnicas, métodos, tecnologías o conocimiento humano no tienen límites. ¿Qué empresa en el mundo desea tener límites de crecimiento y ganancias la cuales vienen por innovar o descubrir?, la respuesta es sencilla: Solo aquellas empresas que se auto imponen límites; Roddenberry en su filosofía pregona desde un inicio y en cada capítulo a:

Alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar…

Los límites NO invitan a individualidad según Gene Roddenberry sería imposible lograr algo sin compañía; la filosofía del liderazgo según Roddenberry señala que un líder no es líder sin un equipo de trabajo, un líder requiere de gente a quien liderar, a quien llevar al triunfo, así también el equipo, la gente, necesita de alguien en quien depositar su confianza al dejarse liderar.

En el liderazgo los individualismos no llevan a ningún lado, salvo a la derrota, solitaria derrota.

Trabajo colaborativo es la filosofía de Gene Roddenberry; Ganar-Ganar es parte del estado mental del líder lo explica Stephen R. Covey, en su libro de 1989, "Los siete hábitos de las personas altamente efectivas" , sin límites, donde: Todo es posible si el líder se lo propone.

Saludos, Ricardo Pinto G.


 

Noticias del Sitio

Selección de Especialistas
Se ha iniciado la selección de personal especialista para participar en proyectos de ingeniería de inspección y explotación, el registro cierra el día 15 de junio de 2017, si desea participar registraste aquí